From 2015 you can fully follow all the news, information, videos, etc. about Rolando Villazón (and villazonista community) here:

FACEBOOK Rolando Villazón -Villazonistas
https://www.facebook.com/rolandovillazon.villazonistas

TWITTER @villazonistas https://twitter.com/villazonistas

----------------------------------------------------------------------------------

5 jul. 2009

GLYNDEBOURNE : GIULIO CESARE IN THE COUNTRY

Foto: Marina Soprano

Nuestra amiga Glòria, y su hermana, han tenido la suerte de poder asistir a la reciente edición del Festival de Glyndebourne, y estamos encantadas de poder disfrutar de su magnífica crónica.

Asistir al Festival de ópera que todos los veranos se celebra en Glyndebourne es una aventura que puede empezar en la estación Victoria de la ciudad de Londres desde la que tomando un tren a las 13 h 47’ llegamos en una hora a Lewes, población en la que, puntualmente, ya nos espera un autocar que habrá de conducirnos al idílico paraje que acoge el espectáculo. Si por cualquier motivo, en la dinámica estación Victoria, nos asolan las dudas en lo que se refiere al tren, su número de vía y la hora exacta de salida, resulta fácil orientarse si nos guiamos por la indumentaria que lucen algunos decididos pasajeros. Damas y caballeros, algunos muy añejos, lucen galas de fiesta sorprendentemente compatibles con las cestas de picnic y las mesas plegables.

Foto: Marina Soprano

Armani, Westwood, Chanel y compañía se adaptarán con absoluta naturalidad a las comidas sobre la verde hierba. Quienes lo deseen tienen en Glyndebourne algunos distinguidos restaurantes si bien lo que sorprende al novato visitante es, cómo no, el ritual de la merienda-cena al aire libre, una escena que, inevitablemente, nos transporta al siglo XIX y principios del XX y a aquella sociedad que conocimos gracias a la estupenda novela de Evelyn Waugh, Retorno a Brideshead de la que, como todo el mundo sabe, se realizó aproximadamente veinte años atrás, una serie magnífica y muy fiel a la esencia de la obra original.

Foto: Marina Soprano

Y es que Glyndebourne podría ser Brideshead, esto es , una vetusta propiedad, a veces gris, a veces ocre, según la luz, erigida entre bosques y jardines, distante y, sin embargo cálida, una vieja dama de setecientos años que admite con excelente gusto los añadidos que la modernidad le ha ido colocando hasta dejarla habilitada para que su Festival de Ópera pueda desarrollarse ofreciendo altos niveles de calidad en lo que se refiere a espectáculos y, lógicamente, permitiendo también altos niveles de asistencia. Porque al parecer Glyndebourne es visita obligada de esa sociedad que casi nunca vemos pero que aún existe.

Foto: Marina Soprano

Señores impecables, la mayoría con esmoquin, y damas exquisitas que no parecen tener conciencia alguna de los selectos modelos que lucen, desde los más clásicos, casi decimonónicos, hasta los más audaces y futuristas. No hay que olvidar que en estas fiestas también se cuelan grupos amantes del disfraz más kitch, pero son los menos. En conjunto es un placer observar la naturalidad, la despreocupación propia de quienes a menudo asisten a eventos similares. Se agradece mucho sentirse lejos de las alfombras rojas, de las acartonadas poses de quienes van a competir por el traje más caro o las joyas más vistosas, muchas veces prestadas. Nada que ver con Hollywood y sus horteras oropeles.

El Festival de Glyndebourne fue iniciado por los propietarios de la casa, los señores Christie, primero para disfrute propio y de sus invitados elegidos a dedo por sir John Christie para un aforo de trescientas personas. Este caballero, loco por la música, ordenó la primera ampliación de Glyndebourne para crear un auditorio que alojaba un órgano tan grande como el de cualquiera de las muchas catedrales de las que Inglaterra puede presumir. A su vez, sir John contrató a una soprano canadiense de origen inglés, de East Sussex como él mismo, para conferir a su privado evento musical, un aire de profesionalización. La soprano se llamaba Audrey Mildmay y se casó con sir John Christie poco después de conocerlo. Durante su luna de miel por el continente ambos quedaron hechizados por los festivales de Bayreuth y de Salzburgo. Y así fue como decidieron instituir su propio festival, en una escala menor a los citados y, dedicado sobre todo a Mozart. En 1934, hechas las ampliaciones pertinentes, inauguraron con Le nozze de Figaro el que ya es un clásico de los festivales de ópera de gran prestigio. Hasta 1949 los directores fueron alemanes refugiados en el Reino Unido a causa del régimen nazi que asolaba su país.

Foto: Marina Soprano

Actualmente y gracias a la gestión del propietario actual, sir George Christie, el Teatro de Ópera de Glyndebourne está constituido en una sociedad que cuenta con diversos accionistas, lo que ha permitido que esté abierto a todo el público que desee disfrutar de sus espléndidos espectáculos. Desde el año 1992, el aforo es de 1. 200 butacas. Para ello se erigió un auditorio nuevo, de cuatro pisos y forma oval, construido íntegramente en ladrillo visto y perfectamente integrado a la antigua Glyndebourne House y al verde y húmedo paisaje de la campiña inglesa.

Con motivo del setenta y cinco cumpleaños del Festival de Glyndebourne, sus organizadores, con muy buen tino, han reprogramado diversas producciones que, en su momento, habían cosechado un gran éxito en su teatro. Gracias a dicha iniciativa, el día 26 de junio pudimos ver un Giulio Cesare in Egitto de Händel, naturalmente, que Glyndebourne había estrenado el 14 de agosto de 2005 y del que existe un DVD que es oro en disco. La reposición fue llevada a cabo, prácticamente, por los mismos artistas del reparto original en una audaz e imaginativa producción de David McViccar con guiños manifiestos al género musical, al cabaret y a la estética Bollywood, lo que nunca fue en detrimento de un resultado global extraordinario, que une el sorprendente impacto visual al fiel servicio a la descomunal partitura del músico alemán.

Sara Connolly

Giulio Cesare es Sarah Connolly, una espléndida mezzo , una gran actriz y uno de los hombres más elegantes que pasea su arte por los teatros del mundo. En el Liceu de Barcelona se la pudo ver en esta última temporada cantando el Nerone de L’incoronazione di Poppea de Monteverdi. En ambas obras destaca mucho su porte imperial y en Giulio Cesare desprende una envidiable ironía, propia sólo de los nacidos para pisar las tablas e hipnotizar al respetable. Por citar un sólo ejemplo, su interpretación de Va tacito e nascosto quand’avido è di preda l’astutto cacciator será difícil de igualar en años.

Sara Connolly - Danielle de Niese (Glyndebourne 2005)

The Guardian en su versión digital dice de Connolly que es magnífica, canta tan bien como Andreas Scholl y encima...es mucho más viril. Parece pues que ya está todo dicho sobre este emperador felizmente casada y madre de una niña.



Va tacito e nascosto (Glyndebourne 2005)

Para el papel de Cleopatra también repitió Danielle de Niese, una mujer bellísima a la que se obliga, duramente, a cantar y bailar al mismo tiempo. El resultado es brillante pero agotador para la soprano que, pese a ser muy joven, acusa en algunos momentos cierto cansancio en la emisión. Dado que de Niese es enormemente graciosa y sexy, cuando interpreta Se pietà di me non senti no supe verla en modo de drama. Sus deliciosos contoneos anteriores me habían matado una Cleopatra que también tiene su corazoncito.


V'adoro pupille (Glyndebourne 2005)

Quiero destacar a la mezzosoprano irlandesa Patricia Bardon que, como la mayoría de solistas, estrenó la obra en 2005 y que canta con enorme dignidad y voz perfecta, el triste personaje de Cornelia. Mención especial cum laude merecería la francesa Stèphanie d’Oustrac, otra mezzo de la que se hablará muy bien, si se hace justicia, ya que su Sesto, trágico y doliente, fue aclamado hasta las lágrimas. Su interpretación de la bellísima aria Cara speme atravesaba el alma.

Tolomeo tuvo la voz y la presencia del estupendo contratenor francés Christophe Dumaux, mientras Rachid Ben Abdesian daba vida a Nireno. La impecable Orchestra of the Age of Enlightenment actuó bajo la batuta de Laurence Cummings con un acierto absoluto, larga y merecidamente, premiado por el público.

Fue un extraordinario espectáculo en el que, sin embargo, no faltarían peros: el contraste entre una interpretación buffa de muchos de los pasajes de la obra, por parte de McViccar, no acaba de encajar con los fragmentos ineludiblemente trágicos que tan maravillosamente cantan Cornelia y Sesto.

Aún así volvería a ver y a disfrutar este Giulio Cesare ahora mismo y volvería a aplaudir hasta partirme las manos ante un trabajo tan denso y riguroso.

Habíamos llegado a Glyndebourne a las cuatro de la tarde, el espectáculo empezaba a las cinco, a las siete se paró hasta las ocho y media para repostar, según el gusto de los consumidores y, a las diez menos cuarto, tras las merecidas y largas ovaciones, bajó el último telón. Salimos del recinto y, mientras algunos regresábamos al autocar, otros se iban en sus propios coches, algunos conducidos por chófer de uniforme. Otra vez el acarreo de las cestas y mesas de picnic junto a los vestiditos de satén, los chales y los bolsos plateados. También pudimos ver un grupo de taxistas a quienes no iba a faltarles el trabajo. Quienes volvimos en el tren, desde la estación de Lewes, llegamos a la estación Victoria a media noche. Tomé un café mientras paseaba la mirada entre la gente que ya iba retirando. Estaba algo cansada. Pero también, hay que decirlo con la voz alta y clara estaba, sobretodo, encantada.

Glòria

.

12 comentarios:

  1. Muchas gracias, Glòria !!! Con tu estupendísimo relato ha sido como estar allí, y no digamos con las fotos de tu hermana.

    Giulio Cesare es una de mis óperas preferidas, y esta producción, la mejor, a mi entender. Hace tiempo que vi el youtube de "Va tacito" y quedé impactada por la Connolly. Luego la pude ver en directo en La Incoronazione di Poppea en el Liceu, y la impresión se reafirmó. ESTA MUJER ES GENIAL !!! Me pasa como a ti, que a la De Niese no me la acabo de creer, en cambio.

    Me alegro mucho de que vuestra asistencia al Festival, me parecen curiosísimas estas fotos de elegantes británicos cenando en el césped, y os agradezco muchísimo que hayáis compartido todo esto con el blog villazonista. PETONS!

    ResponderEliminar
  2. Glòria y Marina, muchísimas gracias por la crónica &fotos. Geniales ambas cosas. Nos habéis sabido transmitir el ambiente a la perfección y nos habéis hecho recordar una música bellísima.

    ResponderEliminar
  3. Os felicito de corazón chicas! Por la crónica y por la fantástica experiencia vivida.
    Un gran relato ilustrado por unas magníficas fotos!

    Gracias por compartirlo con todos nosotros.

    Petons noies!

    ResponderEliminar
  4. Gràcies Teresa per cedir-me aquest espai i deixar-me explicar una experiència inoblidable. Et dono també les gràcies en nom de la fotògrafa Marina Soprano. Ha estat un plaer compartir aquest "event" amb tu i els fidels al teu blog villazonià.

    ResponderEliminar
  5. M'ha agradat molt la crònica, però no acabo d'entendre que es faci en castellà i l'autora després utilitzi el català per correspondre als merescuts elogis, en castellà també.
    Anant a la cosa musical.
    Sempre jutjant pel vídeo editat d'aquesta fantàstica interpretació, és a dir un altre funció i un altre any, la De Niese em sembla fascinant y la Connolly el millor dels Cesars "femenins" possibles, avui en dia.
    La producció és cert que barreja de manera una mica sobtada les escenes còmiques amb les més tràgiques, però en una obra barroca, sempre i quan es faci d'una manera intel·ligent, com em sembla en aquest cas, és d'agrair aquesta varietat, que omple molt les estàtiques i repetitives àries i escenes del repertori barroc.

    Glyndebourne em falta i és un lloc que penso que tan aviat hagi passat aquesta maleïda crisi, hauré de tenir present en les meves oracions.

    Gràcies per compartir-ho i a les villazonistes, per oferir-vos la possibilitat de fer-ho.

    ResponderEliminar
  6. Joaquim, com ens han dit més d'una vegada, aquest blog és un exemple que els idiomes no son barreres sino ponts, i aquí, com hem dit desde el primer moment, tot idioma es benvingut, encara que utilitzem fonamentalment el castellà, per que és el que pot entendre més gent, i el blog té un ámbit no local. Pero també s'escriu en francés, català, anglés o italià, per citar els mes emprats.

    Només ha pasat dues vegades que algún "no acabi d'entendre" algo relacionat amb l'idioma emprat. Una va ser, pocs dies desprès d'haver obert el blog, quan una persona, que ara és asidua i amiga, ens va comentar perquè no el feiem en anglés. Ja se li va contestar.

    El segon has estat tú. Soc jo la que no entenc exactament que és el que no entens, a no ser que tingui que veure amb altres coses que se m'escapen. La Glòria ha fet un article emprant,a petició nostra, l'idioma més usat al bloc, i respon als comentaris en català. Alguna vegada hem fet un post sobre el Liceu en català, i posem comentaris en castellà. O fem articles en francés, o el que sigui, i comentem com ens sembla. No hi veiem el problema!

    ResponderEliminar
  7. M'ha agradat molt la crònica de la Glòria, m’ha interessat el que explica i com ho explica, i m'és igual que l'escrigui en castellà, en català o en un altre idioma.
    Anem malament, si qüestionem la llengua que es fa servir en un lloc tan obert al mon, com és un blog. Tots nosaltres, si ens preguntessin ara, diríem que estem a favor del diàleg, sempre diàleg per resoldre els conflictes, polítics, personals o del tipus que siguin, i que tothom parli com vulgui.

    ResponderEliminar
  8. http:/ARBREDEFOC.BLOGSPOT.COM7/7/09 23:56

    Teresa,
    Pel que fa al comentari d'en Joaquim, faig meves les teves paraules.
    Em sap molt greu aclarir obvietats.
    Salutacions a tots!

    ResponderEliminar
  9. Gràcies per la crònica.Ja fa temps que tinc ganes d'anar al Festival de Glyndebourne.Nivell musical altíssim amb freqüent aparició de nous valors i produccions de gran qualitat i molt ben treballades.

    ResponderEliminar
  10. Noies, sento molt haver motivat aquestes mostres de enuig. Ja ho sé que en aquest blog s'utilitzen tots el idiomes que facin falta, no he dit mai res al respecte, l'únic que volia dir és que si la crònica és en castellà, com la majoria dels posts i les contestes són en castellà, no acabo d'entendre com la Glòria, la mateixa persona que ha escrit l'excel·lent post, utilitza el català per contestar uns comentaris fets en castellà. Una poca soltada per part meva, segurament, que ha motivat una defensa, potser exagerada?
    Em sembla que les argumentacions emprades en la defensa, estan fora de lloc, sincerament.
    A disposar

    ResponderEliminar
  11. Els arguments que hem donat per aclarir que ,al menys en aquest bloc, no hi cap contradicció en emprar (la mateixa persona) diversos idiomes no son ni excessius ni fora de lloc. Aquest és el seu lloc, precisament.

    ResponderEliminar
  12. Zakaj pa ne:)

    ResponderEliminar