***************************************************************************************************************************************************************************************
A partir de 2015, podéis seguir extensamente todas las novedades, informaciones, vídeos, etc. sobre Rolando Villazón (y la comunidad villazonista) en:

From 2015 you can fully follow all the news, information, videos, etc. about Rolando Villazón (and villazonista community) here:

À partir de 2015, vous pouvez suivre pleinement toutes les nouvelles, informations, vidéos, etc. à propos de Rolando Villazón (et de la communauté villazonista) ici:

FACEBOOK Rolando Villazón -Villazonistas
https://www.facebook.com/rolandovillazon.villazonistas

TWITTER @villazonistas https://twitter.com/villazonistas

*********************************************************************************************************************************************************

26 ene. 2010

ROLANDO VILLAZÓN CONTESTA A LAS CRÍTICAS: ES SÓLO UN SHOW TELEVISIVO



artículo de Rolando aparecido hoy en el Telegraph 

'Popstar to Operastar' is only a television show, Rupert

Vulgar trash? Popstar to Operastar's Rolando Villazon replies to his fiercest critic 

No sooner had the first episode of Popstar to Operastar aired then the sacred gates of the opera world opened, revealing a resounding chorus of disapproving voices. Among them, one stood out: Rupert Christiansen not only expressed his disgust and insulted all participants; he even wished doom on the entire project.

I wonder what all the noise is about. Why are the critics so angry? What do they fear? They claim they are merely defending the reality of opera, of which the programme is "in no way representative". Would they be as angry watching people play Monopoly because that's not how economics really work? Popstar to Operastar is not a high-brow educational programme and it never claimed to be. Its purpose is not to give a factually accurate account of what it means to be a real opera singer in the real opera world. The idea of the show is less pretentious, if no less ambitious: pop singers, who have never had any classical training, attempt to learn the basics of the classical singing technique, and then perform classical melodies to a voting TV audience.

That's all. I am positive the programme won't confuse those viewers familiar with opera. In turn, those who don't know anything about opera might even be intrigued and decide to go to an opera or a concert.

Moreover, the programme will not result in trained opera singers being replaced by pop stars in the next production at the Royal Opera House. No microphones will be installed on the stages and the music won't be reduced to "only hits". Opera is not in danger. Instead, perhaps we all could try to reduce the divide between the wider public and what is often - and wrongly - perceived as an elitist and inaccessible art form.

In his polemic outburst, Christiansen questions the credentials of one panellist because she "has never sung a full opera in her professional career" and therefore "carries little authority". I have always found this contradiction interesting: the majority of critics are usually not capable of singing real operatic notes, let alone performing entire operas on stage, yet they make their living by evaluating musical performances.

Christiansen's expectations of me were to bring the "necessary negativity" to the spectacle. Why is it that negativity is valued so highly? Oscar Wilde said that criticism really is "a record of one's own soul", together with an account of what the critic has witnessed. However, I will let the critic - in possession of the only and absolute truth about opera - continue to educate and guide the ignorant masses.

I don't predict that the four million people who watched the first show will now rush to buy opera tickets; but even if only a few decided to try "the real deal", they would indeed experience how "exciting, powerful and beautiful the real thing" is.

Meanwhile, opera is treated with nothing but respect and admiration by the contestants in the programme. They have recognised its challenges and have been amazed and overjoyed by what they have discovered. That sincerity and curiosity have been the real discovery for me.

Those who don't like the programme are entitled to feel this way. They can turn off the television - or not turn it on to begin with. I will just humbly continue to do the things I do - with untouched dignity, a beating heart and a smile on my face. And the show will go on.

Telegraph.co.uk 26-01-2010

LEER ARTÍCULO EN SU WEB ORIGINAL



Traducción aproximativa al español

'Popstar to Operastar' es sólo un show de televisión, Rupert

Vulgar basura?  Rolando Villazón, de Popstar to Operastar, responde a su más acérrimo crítico

Tan pronto se trasmitió el primer episodio de Popstar to Operastar, se abrieron las sagradas puertas del mundo de la Ópera, revelando un resonante coro de voces de desaprobación. Entre ellas, destacó una: Rupert Christiansen no solo expresó su disgusto e insultó a todos los participantes, incluso deseó el fracaso de todo el proyecto.

Me pregunto porqué todo este ruido. ¿Porqué están los críticos tan enojados? ¿Qué temen?
Ellos afirman que no son más que la defensa de la realidad de la ópera, de los cuales el programa es "de ninguna manera representativa". Ellos afirman que solamente defienden la realidad de la Ópera, que el programa "de ninguna manera representa". ¿Estarían tan enojados viendo a otras personas jugar al Monopoly, porque no es como funciona realmente la economía? Popstar a Operastar no es un programa de alto nivel educativo y nunca ha pretendido serlo. Su propósito no es demostrar con hechos concretos lo que significa ser un cantante de ópera real en el mundo de la ópera real. La idea del show es menos pretenciosa, pero no menos ambiciosa: los cantantes pop, que nunca han tenido una formación clásica,  intentan aprender los fundamentos de la técnica de canto clásico, y luego interpretar melodías clásicas, para que vote una audiencia televisiva.

Eso es todo.
Estoy seguro de que el programa no confundirá a los espectadores familiarizados con la ópera. A su vez, los que no saben nada de ópera, podrían quedar intrigados y decidir ir a una ópera o a un concierto.

Además, el programa no causará que los cantantes de ópera formados sean sustituido por las estrellas del pop en la próxima producción de la Royal Opera House. No se instalarán micrófonos en los escenarios y no se reducirá la música a "sólo grandes éxitos". La Ópera no está en peligro. En cambio, tal vez todos podríamos tratar de reducir la brecha entre el público en general y lo que es a menudo - y equivocadamente - percibido como elitista y una forma de arte inaccesible.

En su arrebato polémico, Christiansen cuestiona las credenciales de uno de los expertos, porque "nunca ha cantado una ópera completa en su carrera profesional" y por tanto "tiene poca autoridad". Siempre me ha parecido interesante esta contradicción: la mayoría de los críticos no suelen ser capaces de cantar las notas reales de ópera, y mucho menos cantar óperas en el escenario, sin embargo, se ganan la vida evaluando actuaciones musicales.

Las expectativas de Christiansen sobre mí eran que aportaría la "negatividad necesaria" para el espectáculo. ¿Porqué la negatividad se valora tanto? Oscar Wilde dijo que la crítica es realmente "un reflejo de la propia alma", junto con un relato de lo que el crítico ha sido testigo. Sin embargo, dejaré que el crítico - en posesión de la verdad única y absoluta de la ópera - siga educando y orientando a las masas ignorantes.

No predigo que los cuatro millones de personas que vieron el primer espectáculo ahora se apresurarán a comprar entradas para la ópera, pero si sólo unos pocos se deciden probar "lo auténtico", sí que encontrarán la experiencia real emocionante, poderosa y hermosa.

Mientras tanto, la ópera es tratada con respeto y admiración por los concursantes del programa. Ellos han reconocido sus problemas y están sorprendidos y contentos por lo que han descubierto. Esta sinceridad y esta curiosidad ha sido un verdadero descubrimiento para mí.

Los que no aprecian el programa tienen derecho a sentirse así. Se puede apagar la televisión - o no encenderla para empezar. Me limitaré a seguir con humildad para hacer las cosas que hago - con la dignidad intacta, un corazón que late y una sonrisa en mi cara. Y el show continuará.
.

16 comentarios:

  1. Bravo, bravo, bravo, Rolando.

    Beautifully and intelligently done.

    Thank you for being you.

    ResponderEliminar
  2. Bravo bravo Rolando, from me also !
    What wise words and thoughts and feelings he expresses. That is the way we wanted to hear it. Hope it will get to the hearts of many many people. May Rolando reach all the hearts of the critics, who, let us be sincere, express only their own, subjective point of view. What they say is not the one and only wisdom of the world. This article will teach the critics(I talk about professionals) to be a little more humble and careful with their opinions, which could damage and hurt a lot of well intentioned and passionate people.
    I love what Joanna said: Rolando thank you for being you!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡RESPUESTA DE ROLANDO CON EXCELENCIA!!!
    Aquì està dando una càtedra de como se puede responder a una crìtica "pesada", sin agresividad, con inteligencia y con absoluta seguridad sobre su decisiòn, su rol y en apoyo de su compañera en la conducciòn del Show. De una gran lucidez me resultò el comentario que hace sobre "las contradicciones de los crìticos" y tambièn en el pàrrafo siguiente el uso de una sutil ironìa.
    Rolando, no es solo un cantante de opera, con hermosa voz, sino que demuestra permanentemente una calidad como persona, que hace que nos SINTAMOS ORGULLOSOS de ser Villazonistas...y acompaño a Mariù en el BRAVO...BRAVO...BRAVISIMO !!!!

    ResponderEliminar
  4. catherine la parisienne26/1/10 18:38

    Rolando a eu l'excellente initiative de répondre à ces critiques et il l'a fait avec son intelligence lucide, sa sagesse et une grande modération dans ses propos.
    Il évoque avec ironie les "critiques" -(qui ne l'ont jamais épargné, à titre personnel)- et il n'est pas certain que Rupert C. apprécie. Peu importe ! cela ne gâtera ni le plaisir de Rolando de participer à cette émission télévisée, ni la satisfaction des candidats de tenter cette "expérience".
    Une fois encore, Rolando démontre l'une de ses principales qualités : la sincérité.
    C'est vrai, nous sommes très fiers d'être villazonistas.
    Qu'il soit totalement rassuré: son public fidèle se moque des critiques....

    ResponderEliminar
  5. Rolando va de mal en peor... confuso, disperso, sin rumbo, tomando decisiones inesperadas y sorprendentes para alguien que, por distintos motivos, se ha visto alejado de los escenarios durante mucho tiempo, contestando en la prensa a la crítica... Para los que hemos disfrutado y esperamos volver a disfrutar de Rolando en los escenarios de ópera, como cantante de ópera, es desconcertante y preocupante. No así para los que nunca les ha gustado y se han dedicado a criticarle sin ningún fundamento o para los que, haga lo que haga, todo les parece bien.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Carlos, parafraseando a Rolando en estas declaraciones "Those who don't like Rolando are entitled to feel this way".

    ResponderEliminar
  7. Pero Christiansen non ha detto che non gli piace a Rolando. solo che non gli piace quello che sta facendo adesso. Per lui opera e una cosa seria e vedere quelle persone .. cercando di cantare... non gli ha fatto piacere. Ma sono sicura che se Rolando canta bene a Londra, lui va a scrivere un articolo meraviglioso.
    Da quello che vedo in questi video, loro parlano molto e cantano 3 minuti. Credo che Rolando non avrebbe dovuto rispondere, proprio perché è solo uno spettacolo televisivo. A chi difende? I produttori? I cantanti? Vengono pagati per fare questo. Un sacco di soldi credo.

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi sí que me parece bien que haya contestado. Y lo ha hecho con clase y eduación, exponiendo con claridad su punto de vista sin atacar a nadie ni rasgarse las vestiduras. Lo dice bien claro, no es más que un show, entretenimiento puro, la ópera no es la protagonista. Y me encanta lo que dice al principio: ¿de qué tienen miedo? Muchas veces los arrebatos de rabia no son más que atques de miedo disfrazados... Y como dice Teresa... al que no le guste, que no mire. ¿Qué problema hay? BRAVO ROLANDO, SIGUE SIENDO TU!!!

    ResponderEliminar
  9. Placido DOmingo presento un programa que todo el mundo cantaba flamenco y no desperto ni una sola critica.Me parece que lo que hay es mucha envidia.

    ResponderEliminar
  10. Sí, seguro que el mundo de la ópera está muerto de envidia y con ataques de miedo al ver a Rolando en esa especia de OT... jajaja... Alguien sabe si está considerando la posibilidad de entrar en Big Brother o irse a la isla de los famosos... seguro que entonces ya es el pánico generalizado...

    ResponderEliminar
  11. A mi cuando una cosa no me gusta no digo que sea mala, si no que no me gusta ,pero a ti Carlos si te digo que no me gustas, pues tus comentarios estan fuera de lugar,

    ResponderEliminar
  12. Lo que más me preocupa es que Villazón "se disperse", para ganar el dinero que ha perdido con las cancelaciones, en programas que aportan poco y que si son malos cuando se canta música pop (Operación Triunfo y similares), siguen siendo malos cuando se canta ópera.
    En todos ellos parece que lo de menos, es lo que se canta. Puede ser que se ganen adeptos a la causa, no digo que no, pero personalmente no me gusta que Rolando Villazón participe en cosas que yo creo que son de ínfima categoría.
    El único argumento que me vale es el de ganar dinero, lo otro es parafernalia para contestar a uno que no está de acuerdo, una voz autorizada y respetada. Villazón le contesta educadamente, no esperamos otra cosa de él, pero no tiene razón cuando lo desacredita como crítico, simplemente por no estar de acuerdo en su participación como jurado (creo) en un programa de este tipo. Las personas, estudiando, pueden llegar a ser grandes expertos en ópera y voces o lo que quieran, sin necesidad de ser cantantes. La voz es un privilegio divino y el estudio está al alcance de cualquier mortal, sólo hacen falta ganas de aprender.
    Conozca a muchos cantantes con voces privilegiadas que no han estudiado en su vida y poco pueden aportar al mundo de la ópera, a pesar de haber paseado voz y palmito por los escenarios.
    Está en su derecho de presentar lo que quiera, pero algunos de sus seguidores, esperamos otras cosas de él y sobretodo que vuelva a los escenarios y auditorios totalmente recuperado.
    Meter a Plácido Domingo en la "pelea" me parece fuera de lugar, entre otras cosas por ser el cantante más criticado de la historia, precisamente por las innumerables placidadas que ha hecho, salvadas, claro está, por una carrera operística sin parangón hasta la fecha.
    Puestos a esperar, también espero que Villazón se corte los pelos, PER DEU!

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tu aportación, Joaquim, legítimamente crítica, pero positivamente constructiva. Lo de "ganar dinero" lo hacen todos los que pueden, anunciando tintes del pelo o haciendo galas en sitios inverosímiles. Yo creo que eso, en si mismo, no es negativo, si luego en el escenario se canta ópera en plenitud de facultades. Es cierto que eso, Rolando aún lo tiene que demostrar. Pero yo estoy segura que lo hará, a partir del 22 de marzo en Viena.

    Pero tengo una seria, severa, insolucionable y visceral diferencia contigo...ME ENCANTAN LAS MELENAS DEL NEN !!!

    ResponderEliminar
  14. Contra gustos...està una mica xava, no?, bé ja sé que em diràs que No, però fa una pinta de "quillu"

    ResponderEliminar
  15. NOOOO (com ja sabies que et diria) fa pinta de bohemi extravagant, i li dona encara més personalitat, per si no en tenia prou!

    ResponderEliminar
  16. Maru y Flor29/1/10 0:23

    Hola, queridos villazonistas! Después de un tiempo de vacaciones, hemos vuelto! Escelente la respuesta de Rolando! Para condimentarla, he aquí una cita de Ratatouille, esa obra maestra animada de Disney-Pixar que seguramente muchos de ustedes habrán disfrutado. Es el comentario que escribe el crítico, Anton Ego. Los dejamos con la cita... Bon appétit!

    "In many ways, the work of a critic is easy. We risk very little yet enjoy a position over those who offer up their work and their selves to our judgment. We thrive on negative criticism, which is fun to write and to read. But the bitter truth we critics must face, is that in the grand scheme of things, the average piece of junk is probably more meaningful than our criticism designating it so. But there are times when a critic truly risks something, and that is in the discovery and defense of the new. The world is often unkind to new talent, new creations; the new needs friends. (...) Not everyone can become a great artist, but a great artist can come from anywhere."

    ResponderEliminar