From 2015 you can fully follow all the news, information, videos, etc. about Rolando Villazón (and villazonista community) here:

FACEBOOK Rolando Villazón -Villazonistas
https://www.facebook.com/rolandovillazon.villazonistas

TWITTER @villazonistas https://twitter.com/villazonistas

----------------------------------------------------------------------------------

10 may. 2011

ROLANDO VILLAZÓN - WERTHER EN LA ROH


La críticas recibidas unanimemente por todos los medios (ver pestaña Prensa) reflejan con exactitud el impresionante éxito alcanzado por Rolando Villazón en su Werther de la ROH, a cuyas funciones del 5 (première) y del 8 tuve la fortuna de asistir. También el video del Pourquoi me réveiller que he enlazado en el post anterior (que ha sido eliminado posteriormente de Youtube a petición de la ROH) deja testimonio claro del dominio, la belleza, la sensibilidad, la intensidad, y la inteligencia con la que Rolando ha cantado e interpretado. 

Aunque algunas reseñas no se acaben de escapar de ciertos tópicos (la operación, el regreso,...), como si de lo primero no hubieran pasado ya dos años, y como si en Londres fuera la primera vez en que Rolando ha cantado excepcionalmente desde entonces, lo cierto es que no todo el mundo tiene porque seguir sus actuaciones tan de cerca como los lectores de este Blog, y es todo un placer, y un reconocimiento, y hasta un acto de justicia, que en la prensa especializada se hable de Rolando con tanta contundencia y devoción, reconociéndolo claramente como lo que es: un tenor excepcional, que hace que todo un teatro esté pendiente hipnóticamente del poder de su voz y de la seducción de sus movimientos. 

Eso se vio muy claramente el día del estreno. Mientras la orquesta interpreta el preludio, Rolando sale a escena, con su traje-Werther, y con unas pequeñas gafas ovaladas, muy oscuras. Aparece, se apodera de la escena, se planta en medio, parece que mira alrededor, y regresa otra vez tras el muro del que ha salido. Sólo con esa entrada muda, simbólica, Rolando atrae magnéticamente a todo el público, que ya no apartará su mirada de él en lo que reste de ópera. ¿Y las gafas? pues pueden simbolizar el filtro oscuro con el que Werther ha vivido hasta el momento en que llega a la "maison du bailli". Es un joven distinguido, instruido, melancólico, pero que parece que nunca esté contento, según nos lo definen los otros personajes. Las gafas oscuras se las guarda definitivamente en el bolsillo de la chaqueta cuando canta el Alors, c'est bien ici , por primera vez ve la luz, la luz del campo, pero también la de la inocencia, la bondad...y el sentido del deber, que será lo que le atraerá y también lo que le separará finalmente de Charlotte

Ella es la hermana mayor, que hace el papel de la madre fallecida con sus numerosos hermanos, y encarna los valores de la mujer-madre: servicial, como un ángel, el ángel del hogar, el ideal de feminidad en una sociedad patriarcal. Un especie de halo de santidad rodea a esta huérfana mientras vestida de blanco alimenta a sus hermanos. Ella viste de blanco durante toda la ópera, sólo al final del tercer acto, cuando corre en busca de Werther, temiendo lo peor, se pone encima un chal de color rojo sangre. 

Werther, como he dicho, lleva el que se hizo famoso como traje-Werther, porque así describió en su obra original Goethe el vestuario del protagonista: traje azul (pantalón y casaca) con chaleco amarillo, encima de camisa blanca. En el primer acto, el chaleco es azul, en el segundo, amarillo, porque el chaleco lo ha estrenado para el baile. En el tercer acto, la casaca es sustituida por un abrigo fino tipo guardapolvo y en el último... lleva la camisa entreabierta y por fuera del pantalón manchada de sangre, mientras el chaleco está colgado en la barandilla inferior de la cama. 

Werther: “Me ha costado bastante decidirme finalmente a no ponerme más el muy sencillo traje azul que llevaba cuando bailé con Carlota por primera vez; pero terminó por ser solo pasado. Me hice hacer uno, por lo demás, sumamente parecido...” Es con esa indumentaria (traje azul y chaleco amarillo) que Werther quiere ser enterrado y que se lo encuentra en trance de morir en su cuarto.Cada vez que se pone esa indumentaria (con la que morirá), Werther, se disfraza.. ¿De qué? De enamorado encantado: recrea mágicamente el episodio del rapto, ese momento en que se ha visto sorprendido por la Imagen. Esa indumentaria azul lo encierra tan fuerte que el mundo a su alrededor queda abolido : nada mas que nosotros dos : por su medio Werther se forma un cuerpo de niño, donde falo y madre están juntos, sin nada más allá. Ese vestuario perverso ha sido usado en toda Europa por los fans de la novela, bajo el nombre de “traje a la Werther”.
Roland Barthes, Fragmentos de un discurso amoroso 

Me he fijado esta vez especialmente en los finales de cada acto, en las frases y en quien las dice: 
1r acto Werther - Un autre! son époux! 
2 acto Albert- Il l'aime! 
3r acto Charlotte - Dieu! tu ne voudras pas que j'arrive trop tard! 
4º acto Charlotte - Tout est fini! 
Creo que con esas cuatro frases Rolando podria hacer un vídeo de Werther en diez segundos, como hizo con La Bohème (ver video La Boheme in 10 Seconds, del amigo Martin). No niego la complejidad de Werther, sobretodo porque la referencia de fondo es la novela de Goethe, pero, transladado a texto operístico, esa profundidad se reduce, y sólo con la referencia literaria se logra darle entidad al argumento. Antes del Romanticismo, la historia hubiese derivado en un marido engañado que no se entera o en una tragedia, donde el marido engañado mata a la esposa y, quizá, al amante, aunque ella siempre tiene más números de morir. Pero Goethe nos presentó un Werther atormentado, ansiando lo imposible: la mujer sagrada que precisamente por serlo no puede entregarse a él. Ya sé que es simplificarlo, pero a mi, que no me gusta demasiado esa ópera (en si misma, obviamente me entusiasma si la canta un determinado tenor), Werther me parece el elogio, por una parte, del hombre que anhela desesperadamente algo que no está a su alcance (precisamente por eso, si lo estuviera, dejaría de interesarle) y una mujer que sacrifica, que inhuma, su felicidad (su deseo) en el altar del deber. 

He encontrado una referencia muy interesante en el libro de Barthes que he citado antes:
En Werther, en cierto momento, dos economías se oponen. Por una parte, está el joven enamorado que prodiga sin cuento su tiempo, sus facultades, su fortuna; por el otro está el filisteo (el funcionario) que le da la lección: "Distribuye tu tiempo...Calcula bien tu fortuna, etc." Por un lado, está el enamorado Werther que gasta cada día su amor, sin espíritu de reserva y de compensación, y por el otro está el marido Albert, que cuida su bienestar, su felicidad. En un caso, una economía burguesa del hartazgo; en el otro, una economía perversa de la dispersión, del despilfarro, del furor (furor wertherinus). 
Un lord, después un obispo inglés, reprocharon a Goethe la epidemia de suicidios provocados por Werther. A lo que Goethe respondió en términos propiamente económicos "Vuestro sistema comercial ha hecho por cierto miles de víctimas; ¿porqué no tolerarle algunas a Werther?" 

Volviendo a las representaciones de la ROH, destacar que la Charlotte de Sophie Koch es simplemente perfecta y que la dirección de Antonio Pappano tiene su habitual altísimo nivel, es vibrante y poderosa. Si tengo que decir alguna cosa de la puesta en escena de Benoît Jacquot, es que es estilizada, bella, oscura y, desde luego, de estética romántica. Parece trazado todo desde un punto de fuga, desde el que los elementos salen disparados hacia fuera. Todos los elementos en los márgenes de la escena, nada en medio, los cantantes deben mostrar sin refugios sus sentimientos, parecen incluso aislados entre ellos. Creo tener una imagen, sin embargo, de que en la producción de La Bastille el espacio era mayor, aún más majestuoso, y eso favorecía la escenografía, en la ROH le vi todo un poco más comprimido. 

Pero quiero finalizar con otra cita de Fragmentos de un discurso amoroso, precisamente su frase inicial: 
La necesidad de este libro se sustenta en la consideración siguiente: el discurso amoroso es hoy de una extrema soledad. 
Y cuando he leído eso, he recordado inmediatamente el final de otro Werther, el de Lyon, dirigido por Rolando, donde, en la escena final, la de la muerte del protagonista, Charlotte y Werther están en escena, pero separados, en dos haces de luz que provienen de dos puertas diferentes, si no recuerdo mal. Sería muy interesante, imprescindible, excelente, deseable y, estoy segura, totalmente inolvidable, ver a Rolando Villazón interpretar a Werther en su propia puesta en escena...¿para cuándo y dónde?









foto: Anne

foto: Anne

foto: Anne
foto: Anne


9 comentarios:

  1. Como siempre Teresa, muchas gracias por la información de gran calidad que nos proporcionas. No podía haber mejor cronista y qué alegría por Rolando que cada vez se consolida más y más, conservando su sencillez y humildad artística, si vale el término. FELICIDADES!!!
    Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Poca cosa puedo añadir a lo que ha escrito Teresa y a lo que ya se ha comentado en los dos posts anteriores… El domingo era mi primera ópera en directo con Rolando, y mira que he visto DVDs, y mira que lo del Liceu fue apoteósico, y que se que Rolando interpreta cada nota que canta, pero ahora veo que no tenía ni la más remota idea de lo que Rolando es capaz de hacer encima de un escenario. Perdonadme la expresión, pero Rolando es una bestia escénica (no sé como traducirán vuestros traductores esta expresión a vuestros respectivos idiomas, pero os aseguro que no es ningún insulto sino un gran elogio!). De hecho desde el inicio del segundo acto para mí ya no fue Rolando el que estaba en el escenario, sino un atormentado Werther, lleno de contradicciones internas que nos arrastró a todos en su desesperación. Si no recuerdo mal Rolando decía en un video que quería llegar no al corazón sino a las tripas del espectador. Pues bien, Rolando, a mi no es que me hayas llegado a las tripas, es que me las has hecho picadillo. Todavía me estoy recuperando. Sólo añadir una última cosa: Sophie, Albert, todos estuvieron estupendos, pero para mí el co-protagonista fue sin duda la música de Massenet. Como decían Rolando y Pappano en aquel vídeo, cada fragmento, cada nota envuelve a los personajes ayudando a construir un dramatismo y una tensión que crecen a medida que avanza a obra y que explota con el extraordinario interludio que precede a la cuarta y última escena, con la caja/habitación de Wether acercándose, intensificando la sensación de opresión que se cierne inexorable sobre el espectador. Mañana mismo busco “Las penas del joven Werther” y me lo vuelvo a leer, me he quedado con ganas de saber más sobre Werther y Charlotte, de entender más su lucha interna, de sentir más, incluso con ganas de llorar más (pero esta vez en el sofa de casa, a gusto, y sin temor que se me corra el rimmel!!!)

    ResponderEliminar
  3. catherine la parisienne10/5/11 23:46

    Merci, chère Teresa, pour cette analyse subtile et détaillée .
    Rolando a déjà connu dans ce rôle de nombreux succès et j'ajouterai à mes commentaires précédents que j'admire grandement qu'il sache si bien s'adapter à toutes ces adaptations différentes : de P.E. Fourny à Nice en 2006 (où il interpréta le rôle pour la première fois)), à A. Serban à Vienne en 2008, J. Röse à Paris en 2009 et à présent, B.Jacquot.
    Cette dernière mise en scène est, pour moi, la plus proche du livret et j'admire avec quelle intériorité Rolando l'interprète, sa retenue gestuelle qui ne l'empêche nullement de transmettre la passion dévorante et désespérée de Werther pour Charlotte.
    Pour ma part, je préfère voir cette production dans un espace plus restreint qu'à Bastille car elle me semblait un peu trop froide sur cette trop grande scène.
    Le dernier acte, avec cette chambre d'abord minuscule qui semble prendre vie en se rapprochant des spectateurs qui y découvrent le corps meurtri de Werther, est une vraie réussite visuelle et cela ajoute à l'émotion des accents déchirants de la musique de Massenet sublimement interprétée.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Teresa por tu magnífico reportaje.
    Mis más sinceras felicitaciones a tí, a Judit por su estupendo y vívido comentario, y sobre todo a Rolando Villazón por lo que ha sido, lo que es, y a pesar de algunos, seguirá siendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Encore et toujours merci Térésa pour ce reportage .
    Dans Werther,Rolando m'impressionne beaucoup par ces intonations bouleversantes;j'ai chaque fois les larmes au yeux.Par exemple lorsqu'Albert revient et que Rolando Chante "moi j'en mourrai" rien que de l'écrire j'en frissonne.J'ai souvent entendu Werther,comme Rolando jamais.
    Il est unique.
    Merci à tous pour les photos et commentaires; Rolando a un public qui l'adore et enfin la critique salue et reconnait son talent immense

    ResponderEliminar
  6. Danièle11/5/11 9:41

    Merci beaucoup Teresa pour ta chronique très détaillée et très intéressante.
    Je n'avais pas beaucoup aimé cette mise en scène à Bastille, ou Charlotte et Werther étaient perdus sur cette grande scène,toujours très éloignés l'un de l'autre, et très statiques. L'émotion ne passait pas.
    Cela n'a pas été du tout le cas à Londres où Rolando a su parfaitement trnsmettre les émotions et la passion qui animent Werther. Sa Charlotte était beaucoup plus humaine, moins rigide qu'à Bastille.
    Je suis toujours très étonnée et admirative quand je vois comment Rolando s'adapte à toutes ses différentes mises en scène, et comment à chaque fois il imprègne
    le personnage de sa propre personnalité, et c'est pour cette raison qu'il devient si crédible.
    La mise en scène de Rolando à Lyon,m'avait éboulie, très riche en symboles, très colorée, extrèmement belle esthétiquement, innovante, nous a montré la vision très différente de Rolando pour ce drame.
    Personnellement je n'avais pas aimé la mort de Werther, vue et corrigée par Rolando même si elle est innove.
    La mort de Werther à 3 mètres de Charlotte,alors que c'est le seul moment où elle lui avoue son amour et où ils sont réunis, m'a profondément irritée et a tué l'émotion intense qui se dégage à ce moment là.
    Malgré cela, mon très grand souhait est qu'un jour prochain Rolando intèrprètera Werther dans sa propre mise en scène.

    ResponderEliminar
  7. Thank you Teresa and the others for the wonderful written story You tell it so vividly that in my mind I was almost there present and now I'm more and more excited to go in three days myself (for the first time live to see Rolando in opera) Thank you again Teresa and the other ladies to keep us informed. Kisses.

    ResponderEliminar
  8. Teresa muchas gracias por tu cronica y Judit tambien gracias, yo tambien espero poder ver a Rolando en una opera en directo y sentir todas las emociones que haveis sentido vosotras, y para Rolando solo decirle que yo siempre esparo tiempos mejores y que estos ya estan aqui, nada mas un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. A mi,a diferencia de Danièle, la muerte de Werther a unos metros de Charlotte me parece un elemento interesantísimo. Estan solos, los dos, y estan separados, incluso en el último momento. Les separan toneladas de prejuicios y de convenciones, y les separa finalmente, con la misma muerte, la pasión desmesurada de Werther que no accepta menos que el todo o nada. La lectura/escenografia romántica obliga al Werther desangrándose en los brazos de su desesperada amada. Pero, como siempre, hay otras opciones.

    ResponderEliminar